Tipos de Audífonos

Según las características de amplificación:

Digitales:
La tecnología digital se ha impuesto con determinación en el mundo de los audífonos, como lo ha hecho también en otros ámbitos. Los primeros audífonos digitales, diseñados al comienzo de esta década, contaban todavía con algunas deficiencias técnicas o de diseño que dificultaron la adaptación de algunos usuarios.
La tecnología digital se ha impuesto con determinación en el mundo de los audífonos, como lo ha hecho también en otros ámbitos.
Los primeros audífonos digitales, diseñados al comienzo de esta década, contaban todavía con algunas deficiencias técnicas o de diseño que dificultaron la adaptación de algunos usuarios.
Hoy podemos sacar el máximo partido a las tecnologías más avanzadas de procesamiento del sonido y adaptarlas de la mejor manera posible a las necesidades individuales de las personas con la mayoría de las pérdidas de audición ofreciendo una solución personalizada adaptada a las necesidades específicas y preferencias de sonido de cada individuo de acuerdo a su estilo de vida.
Analógicos:
Se caracterizan por una amplificación lineal, sistema que no favorece el confort auditivo y la inteligibilidad del habla especialmente en ambientes con ruidos en la mayoría de los trastornos de audición.
Según la colocación:
Los audífonos que se diferencian principalmente en el modo de colocación, potencia, y adecuación al perfil audiométrico del paciente. Aquí mostramos los diferentes modelos actuales, aunque también se pueden destacar otros sitemas convencionales como el audífono de petaca que no detallaremos por su inutilización actual en nuevos usuarios de audífono.
Retroauriculares (BTE): Detrás de la oreja con un adaptador: molde a medida para sellar el conducto auditivo.
Open-Fit/RITE: Audífonos que van detrás de la oreja, pero la diferencia principal con los BTE convencionales . Estos audífonos son generalmente de tamaño pequeño, y con un tubo fino transparente hasta el interior del canal auditivo, no es necesario molde a medida a no ser que exista una pérdida servera a profunda.

Concha (ITE): Van alojados dentro del oído, ocupan toda la concha y parte del canal auditivo.
Intrauriculares (ITC): Estos audífonos son aquellos que van alojados dentro del canal auditivo,

Cic: Son los modelos alojados completamente en el canal auditivo, de menor tamaño que los ITC.

Mini Cic: es el audífono más invisible; se inserta en el interior del conducto auditivo, tan profundamente que nadie lo ve ni se da cuenta de que usted lo lleva.

Audifonos de conducción ósea:

Para algunos usuarios, la solución de sus problemas auditivos se encuentra en dispositivos con un formato diferente al convencional.

Las infecciones recurrentes en el oído medio o las malformaciones congénitas, entre otras causas, pueden hacer más recomendable una adaptación por vía ósea.

En estos casos, el audífono se coloca en contacto directo con el hueso mastoides (detrás de la oreja).

CEA cuenta con los sistemas convencionales de adaptación por vía ósea (diademas y gafas auditivas), y con una considerable experiencia en este tipo de adaptaciones.

Pero además, CEA es Centro oficial en la Las Palmas de implantes osteointegrados (BAHA), lo que habilita a sus profesionales para adaptar estos dispositivos (en caso de que no este indicada la cirugía), realizar la activación posterior a la cirugía en los casos quirúrgicos y gestionar las reparaciones.