Ayudas Técnicas

Despertadores:

Existen básicamente en dos versiones, aunque sus características son similares.

El primero es un reloj de pulsera que tiene las funciones comunes que puede tener cualquier reloj (cronómetro, calendario, alarma…).

Cuando la alarma se activa el reloj empieza a vibrar, al mismo tiempo que emite sonido y la luz parpadea.

El segundo es un despertador portátil que dispone de dos sistemas de alarma, con sonido o vibración que se podrán activar según la preferencia.

En algunos casos, los despertadores incorporan sistemas de alarma acústica, vibratoria y luminosa que pueden incluso conectarse al teléfono.

Teléfonos:

Hay diferentes modelos de teléfonos adaptados para personas con deficiencia auditiva. Son teléfonos normales, que no requieren ningún tipo de instalación extraordinaria, pero que poseen amplificadores de timbre, de altavoz o ambos. Estos modelos varían en función de la potencia, los hay que amplifican 30 dB, 40 dB o 60 dB.

Algunos de estos sistemas permiten utilizar auriculares en lugar de los receptores tradicionales de teléfono.

Amplificadores de timbre Son unos amplificadores que se conectan a cualquier teléfono fijo y amplifican el volumen de su timbre. (Amplifican entre 30 y 40 dB)

Amplificador de teléfono por bobina inductiva Es un amplificador de bobina inductiva portátil que se ubica en cualquier teléfono. Consiste en un auricular que se coloca en la salida de voz del teléfono. Se utiliza combinado con el audífono colocándolo en posición de bobina inductiva (posición “T”) y permite escuchar la conversación telefónica sin influencia del ruido ambiental.

Sistemas de alarma y timbres:

Avisadores luminosos:

Existen indicadores que avisan cuando suena el timbre de la puerta o el teléfono. Cuando se p roduce una señal de este tipo, estos sistemas se activan por medio de la vibración que produce el sonido y reaccionan produciendo destellos de luz parpadeantes. Su instalación es muy sencilla.

Avisadores acústicos o vibrotáctiles:

Son sistemas que constan de varios transmisores (de puerta, teléfono, alarma de incendios y llanto del bebé) que recogen la señal y la envían a través de frecuencia modulada a un receptor. Este receptor puede ser de dos tipos: acústico o vibro táctil. El más útil es el vibro táctil debido a su diminuto tamaño (como un móvil), el usuario puede llevarlo encima constantemente y cuando duerma colocarlo debajo de la almohada. Cada vez que recibe la señal, vibra y se enciende una luz indicando si sonó la puerta, el teléfono, lloró el niño, etc. Este sistema no requiere instalación y puede funcionar con baterías recargables.

En algunos modelos el receptor global es un reloj de pulsera. Cuando éste recibe la señal vibra y se enciende la parte de la esfera correspondiente a la señal recibida.

Sistemas de televisión y bucles:

Sistemas de infrarrojos o frecuencia modulada:

Consiste en un emisor de infrarrojos que se conecta al televisor y envía la señal directamente del televisor a los auriculares que se colocará el usuario. Estos auriculares disponen de una batería recargable y de una rueda de volumen que el usuario regulará a su gusto.

Este sistema puede utilizarse con un micrófono externo que va conectado al emisor de infrarrojos y pegado mediante un velcro adhesivo al altavoz de la televisión, lo que permite que no se anule el volumen del televisor y que el usuario de estos sistemas pueda ver la televisión en familia.

Este sistema requiere que el usuario se coloque enfrente de la televisión y no a más de 12 metros de distancia, ideal para habitaciones de 60 m².

Existe un sistema similar a éste pero con la diferencia de que el emisor que recoge la señal de la televisión en vez de trasmitir la señal a los auriculares por infrarrojos, lo hace por frecuencia modulada. Este sistema es apto para habitaciones de hasta 100 m².

Existe una modalidad para los usuarios de audífonos que, en vez de los auriculares, deberán llevar un receptor que conecta con los audífonos a través de unas laminillas de inducción. Para que el sistema funcione correctamente el usuario deberá colocar sus audífonos en la posición “T” o bobina inductiva.

Bucles inductivos:

En los sistemas de bucles magnéticos el sonido que sale de la fuente sonora es enviado directamente al audífono sin el uso de cables, eliminando los problemas del ruido de fondo y la distancia. Simplemente el usuario de audífonos tiene que ajustar el conmutador de su audífono en posición “T” (bobina telefónica).

Existen bucles magnéticos de diferentes alcances: 40 m², 70 m²y 450 m². Estos sistemas requieren una instalación muy sencilla y están pensados tanto para un uso doméstico, por ejemplo para ver la televisión, como para cines, teatros, salas de conferencias.