Lateralidad cruzada

  • La motricidad de la parte izquierda y derecha de nuestro cuerpo está directamente relacionadas con el hemisferio contralateral.
    Hay cuatro tipos de dominancia:
    D. manual (para escribir, recortar, coger objetos, etc.)
    D. podal (para chutar una pelota, mantenerse en un sólo pie…)
    D. ocular ( el ojo que se prefiere para mirar por un catalejos o apuntar con una carabina)
    D. auditiva (para escuchar el tic-tac de un reloj o hablar por teléfono)
    Decimos que una persona tiene una lateralidad homogénea cuando mano, pie, ojo y oído del mismo lado tienen dominancia, independientemente de que sea derecha o izquierda.
    La lateralidad cruzada puede ocasionar dificultades específicas en el aprendizaje (lectoescritura, organización del espacio y el tiempo, ordenación de la información codificada…)