Trastornos de voz

  • Disfonias: Trastorno de las características de las cualidades de la voz de diversas etiologías.se clasifican en:

    Funcionales: por mal uso o abuso de la voz, propia de personas que no hacen un uso adecuado de la misma y en muchos casos la utilizan como herramienta de trabajo: profesores, locutores, vendedores, cantantes, etc.

    Orgánicas: por patologías laríngeas, traumatismos, cirugías, disfunsiones hormonales, etc.

    Psicógenas: por trastornos psicológicos (histeria, obsesiones y fonofobia, entre otras)

    ¿Qué se entiende por higiene vocal?

    Entenderemos por higiene vocal todos aquellos procedimientos dirigidos a permitir el autocuidado de la voz, especialmente en aquellas personas que hacen un uso profesional de la misma. Para llevar a cabo una adecuada higiene vocal es necesario tener en cuenta una serie de precauciones para evitar la irritación y desgaste inútil de las cuerdas vocales, aún en situaciones en que no se haga uso de la voz.

  • trastornos de voz CEA

Hábitos de higiene vocal:
– Limitar la cantidad de tiempo de habla. Hable lo justo y necesario, sobre todo si siente que su voz se cansa con facilidad.
– No forzar la voz en situaciones de mucho ruido ambiental.
– Evitar gritos e imitación de sonidos onomatopéyicos.
– Cuídese de los cuadros catarrales y el reflujo gastroesofágico. El reflujo puede dañar gravemente su laringe y afectar la producción de la voz
– Evite hablar de manera prolongada a larga distancia y en el exterior.
– No cante más allá de la gama en que se encuentre cómodo.
– Evitar toser o aclarar la voz (carraspear) excesivamente. Este acto puede dañar los pliegues vocales, en lugar de ello tomar agua.
– No hable mucho durante un ejercicio físico agotador.
– Evite comidas picantes (Aji, mostaza, pimienta, etc.) sobre todo si tiene reflujo gastroesofágico.
– Realice reposo vocal después de una jornada de gran uso de su voz
– Haga ejercicio con regularidad.
– Coma una dieta balanceada, incluyendo vegetales, frutas y granos enteros.
– Mantenga una postura corporal adecuada mientras hace uso de su voz. Posturas inadecuadas producen compensaciones musculares que pueden afectar a la zona cervical y laríngea.
– No ponga en tensión la parte alta de su tórax.
– No apriete los dientes ni tense la mandíbula o la lengua.
– No fumar (fumar es uno de los factores principales en la formación de cáncer laríngeo, además irrita las cuerdas vocales y las reseca)
– Ritmo regular y estable de sueño.
– No usar anestésicos locales, ni aspirina previo a actuación.
– Vocalice previo a la actuación, no cante ni hable “en frio”. Realizar ejercicios de calentamiento vocal antes de cantar o de hablar.
– Evite ambientes muy secos, con excesiva calefacción o aire acondicionado. Esto disminuye la hidratación de las cuerdas vocales.
– Tomar al menos 2 litros de agua por día (entre 8 y 10 vasos por día). Los pliegues vocales necesitan estar lubricados con una capa delgada de moco para poder vibrar eficientemente. La mejor lubricación puede lograrse tomando bastante agua.
– Evitar hablar demasiado rápido.
– Evitar reír a carcajadas.
– No cantar sobre grabaciones de cantantes. Hacer esto tiende a hacer que imitemos la forma de emitir de otros cantantes.
– Evitar tomar alcohol ni café ya que el alcohol y la cafeína deshidratan las cuerdas vocales.
– Evitar hablar demasiado fuerte ya que puede traumatizar las cuerdas vocales. En el caso de tener que utilizar la voz hablada con niveles altos de intensidad realizar entrenamiento fonoaudiológico o logopédico.
– No susurrar. Provoca tensión en la laringe.
– Ante el menor síntoma de cambio de su calidad vocal (EJ: voz opaca, pérdida de notas agudas y/o graves, quiebres de voz, problemas con el vibrato, aparición de ruido en la emisión, pérdida de volumen, cansancio vocal, dolor, irritación, etc) consultar inmediatamente a un O.R.L. y fonoaudiólogo especializado en voz.
– No imitar voces, esto puede producir hiperfunción o hipofunción y posteriormente lesión orgánica en las cuerdas vocales. Si se debe imitar voces profesionalmente como por ejemplo en doblajes realizar entrenamiento vocal.
– Evitar áreas polvorientas y con mucho humo. Esto irrita y deshidrata sus cuerdas vocales
– Evitar estados de nerviosismo. La voz está directamente relacionada con las emociones.
– No utilizar descongestionantes, antihistamínicos o fármacos no prescriptos por el médico. Algunos medicamentos pueden producir deshidratación en las cuerdas vocales.
– Si utiliza su voz en el trabajo o en otras actividades realizar entrenamiento con fonoaudiólogo especializado en voz.
– Ante una disfonía de más de una semana de duración consulte inmediatamente al O.R.L.
– Evite temperaturas extremas: aire muy frío ó muy caliente. Utilice un humedificador en las noches.
– Si habla ante un auditorio grande utilice un micrófono, hable despacio y articulando bien las palabras.
– Las mujeres deben limitar en lo posible el uso de la voz antes y durante su ciclo menstrual.
– Evite los químicos, pinturas y artículos de limpieza. Si debe usarlos colóquese un tapabocas que cubra la nariz y la boca.
– Si necesita llamarle la atención a alguien, use sonidos no vocales tales como aplaudir, campanas, chiflar.
– Acérquese más hacia la persona con quien está hablando.
– Mire cara a cara hacia la persona(s) con quien está hablando.
– Control periódico con profesional idóneo. (Fonoaudiólogo – Logopeda y Otorrinolaringólogo)
– Reciba entrenamiento vocal con Fonoaudiólogo especialista en voz.
Laringectomizados
El laringectomizado es una persona a la que por una patología, generalmente cancer, le ha tenido que ser extirpada la laringe.
A partir de ese momento pierde la capacidad de hablar,así como el sentido del gusto y del olfato y tendrá que respirar a través de un orificio realizado en el cuello llamado estoma o traqueostoma.
El objetivo logopédico a conseguir será la producción de la voz erigmofónica o esofágica utilizando el aire proyectado por el esófago en forma de eructo.